Ruta del Río Sonora

Sumergirte por los pueblos y comunidades de la sierra sonorense es entender el origen y el destino de Sonora.

La personalidad seductora de los pueblos originarios y el tesón de los primeros colonizadores darán como resultado un nuevo legado y una nueva identidad a estas tierras.

Ures, el Pueblo de los Corazones, es la puerta de los caminos de la Sierra Alta y del Río Sonora, junto con Baviácora, Aconchi, Banámichi, Arizpe y Bacoachi son pueblos de antología con su arquitectura colonial, el paisaje campirano de sus ranchos, rodeos, carreras de caballos, bailes en la plaza, cabalgatas, serenatas, peregrinaciones y velaciones, además de las arriadas y las corridas, las cosechas de chile colorado y verde, cacahuate y ajo, la vendimia de caña y sus derivados como la panocha y el punto; el pan recién hecho, las pepenas de chiltepines, y sus salsas, las tortillas de harina, la ordeña, los jamoncillos son actividades de rutina que en cada pueblo tienen su temporada y te ofrecen experiencias que no olvidarás.

Los rancheros de la sierra responden aún a las costumbres y tradiciones de la buena vecindad, al legado ancestral de la amistad y la familia y conservan aún, su identidad con orgullo y señorío.

A estos fascinantes atractivos hay que unir una maravillosa naturaleza con ríos, montaña y valles dando lugar a una gran variedad de paisajes que hospedan una rica flora y fauna.

{{ testimonial.testimonial_comment }}

{{ testimonial.testimonial_user }}